Published On: Tue, Jan 28th, 2020

Algo de una historia poco conocida.

Para nosotros los cubanos, y para muchos latinoamericanos en general, hay antecedentes de la cultura nacional todavía perdidos en el tiempo, escasamente investigados o por completo pendientes para investigar.

En el caso nuestro, uno de los temas más sorprendentes e inesperados (para la mayor parte de nuestros compatriotas) es el que trata de la ascendencia indígena que subyace en la genética y sobre todo en la cultura de la población cubana actual.

Para que no queden dudas: en cuanto a la herencia genética, y según algunos de los últimos estudios realizados hace pocos años por antropólogos y otros especialistas, nuestros contemporáneos en Cuba todavía presentan (en su análisis de ADN) nada menos que el 12 por ciento de genes pertenecientes a los ancestros indígenas. ¿Qué les parece?

¿Cómo es posible –dirán muchos–, si de “los indios” no quedó ninguno vivo cuando vinieron los españoles hace cinco siglos? Falsa alarma. Puedo asegurarles que esa opinión es infundada, pues ya sabemos por investigaciones históricas, arqueológicas, antropológicas y culturales que los pueblos originales de Cuba (y del resto de Las Antillas) no se “extinguieron”, como se ha dicho durante los últimos siglos, sino que aquellos pueblos nativos que conoció Cristóbal Colón  subsistieron viviendo durante mucho tiempo en pequeñas comunidades fuera del alcance de los españoles, en lo más frondoso de los montes y en los innumerables cayos que rodean nuestra Isla.

Igual que en similares procesos históricos y sociales de otros países antillanos y del continente, con el tiempo la esclavitud indígena quedó abolida –así como mucho después quedaría abolida también la de los esclavos africanos–, y con este paso aquellos pueblos nativos antes denominados “taínos” fueron mezclándose genéticamente con los demás componentes de la temprana población de españoles, africanos que convivían desde tan temprano en nuestro suelo.

Así se produjo ese mestizaje tan peculiar y muy observable sobre todo en la región oriental cubana: el mestizo de “indio” (nativo de todo el continente americano) con el “blanco” (de España principalmente) y el “negro” (proveniente de africanos subsaharianos: nigerianos, congoleños, angolanos y otros). No ha sido una rara casualidad, pues, ese 12 por ciento de genes procedente de los pueblos aborígenes que aparece en nuestra herencia genética.

En cuanto a la herencia cultural de los pueblos indocubanos en nuestra cultura cubana actual, ¿por dónde empezar?

La huella es notabilísima. Empecemos por nuestra lengua. Hoy los estudiosos del español que hablamos los cubanos (y el de las Antillas en general) han contabilizado alrededor de trescientas palabras de origen indígena en nuestro hablar cotidiano. ¿Alguien quiere recordarlas? Aquí les presento una muestra tan pequeña y conocida como relevante:

Canoa, hamaca, barbacoa, bohío, jimagua, guajiro, cayo, bajareque, bejuco… (la lista se extiende). ¿Nombres de frutas?: caimito, anón, guanábana, guayaba y otras.

¿Nombres de animales?: carey, guacamayo, caimán, iguana, guabina, caguayo, cocuyo, guanajo, manatí, jicotea, jutía, etc. ¿Nombres de plantas y árboles?: guayacán, majagua, guásima, dagame, caoba y muchos otros. ¿Nombres de frutas y otros alimentos?: ají, boniato, yuca, casabe, ajiaco, maní, etc. ¿Nombres de lugares?: Baracoa, Camagüey, Habana, Bayamo, Jaruco, Jatibonico, Guacanayabo, Damují, Daiquirí, Maisí, Guanabacoa, Guamá, Cumanayagua y muchos otros.

¿Le interesaría conocer más sobre otros aspectos de nuestra cultura que provienen de la herencia indocubana (tradiciones y creencias, por ejemplo)? Le invitamos a leernos en el siguiente artículo sobre este mismo tema.

 

(4 fotos de campesinos descendientes de indígenas cubanos estudiados antropológicamente, residentes en zonas montañosas de la región oriental cubana.)

About the Author

-

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>