Published On: Fri, Feb 14th, 2020

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA AHORRAR TIEMPO

Share This
Tags

Como todos sabemos que no hay tiempo para la mayor parte de las cosas que quisiéramos hacer en el día, es obvio que el tiempo es la moneda que más debemos ahorrar. De aquí nuestro interés en ofrecer, de acuerdo con experiencias diversas, cuáles son las acciones más importantes que nos permitirán un mayor rendimiento en las tareas diarias, cualesquiera que estas fueren.

Número 1: Haz una lista, sin orden, según te vayas acordando, de las cosas que necesitas realizar en el día, y después analiza la forma en que podrías llevarlas a cabo, sus horarios y cuáles recursos necesitas. Por ejemplo, si se trata de visitar cierto lugar, tendrás en cuenta el transporte oportuno y la trayectoria a dicho lugar; la hora en que necesitar cumplir esa tarea, y si tal vez en esa misma trayectoria que recorrerás podrías hacer una escala en otro sitio que también necesites visitar.

Después de analizar cada una de las actividades y buscar las posibles conexiones entre ellas, establece un ORDEN DE PRIORIDAD, enumerando cada una de esas acciones para realizar, y anotando a su lado la hora y los recursos que requiere su cumplimiento (transporte, llevar tales o cuales documentos, etc.).

Número 2: Establece para cada tarea, y si fuere posible para cada paso dentro de una tarea, un plan B (y hasta un plan C, si fuere posible); esto es: cómo ejecutar la acción de una manera diferente de como la habías planificado al comienzo. Recuerda que nada es perfecto y son muchos los detalles que no dependen de uno mismo. Significa que debes estar preparado para enfrentar exitosamente cualquier variante que necesites aplicar dentro del plan para cumplir tu tarea. De tal manera, emplea antes tu imaginación en idear posibles inconvenientes que retrasen o contrarresten por completo tus acciones (que el transporte se retrase, que la persona que tenías que ver no se encuentre en el lugar, etc.). Siempre debes tener previsto qué hacer en tales casos para completar tu tarea o aprovechar lo más posible hasta donde has llegado en ella (no estaba la persona que ibas a ver, pero pudiste entrevistarte con otra que te ofreció información, etc.).

Número 3: Mantén la atención lo más concentradamente posible en la tarea que estés realizando en cada momento. Trata de atenerte al plan previamente trazado, teniendo en cuenta siempre, por supuesto, la posible necesitar de aplicar un “plan B” en cualquier momento del desarrollo de la tarea. Enfócate en los detalles que debes recordar antes de llegar (dirección del lugar, nombre de la persona o personas que debes contactar, etc.) y trata de prever varios posibles desenlaces de tus acciones. Por ejemplo, en lugar de obtener información y completar tu gestión, podría resultar que te informaran algo muy diferente de lo que esperabas y no lograras avanzar en tu gestión (¿qué acción provechosa podrías hacer entonces?); o el lugar a donde ibas cambió de dirección y debes redireccionar tu ruta hacia ella, o continuar otra tarea, etc. Si mantienes el enfoque en lo que tienes que hacer en cada paso de la tarea, podrás cumplirla de manera más relajada que exponiéndote a sorpresas en cada paso.

Hasta aquí las tres primeras consideraciones que debes tener en cuenta para ahorrar tiempo en cualquier tarea que te propongas realizar. En lo adelante volveremos, con este mismo título, a ofrecerte más consejos valiosos a partir de grandes experiencias. Nos veremos pronto.

 

 

About the Author

-

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>